ESCRITOR FRACASADO

DE ROBERTO ARLT, ADAPTADA POR MARILÚ MARINI Y DIEGO VELÁZQUEZ / DIRECCIÓN MARILÚ MARINI

EN EL TEATRO

SALA LUISA VEHIL


Con Diego Velázquez

Producción Santiago Carranza
Asistencia de dirección Matías López Stordeur
Asistencia de vestuario César Taibo
Asistencia de escenografía Martina Nosetto
Colaboración artística Ernesto Donegana

Música Original Nicolás Sorín
Iluminación Oria Puppo y Omar Possemato
Escenografía y vestuario Oria Puppo

Dirección: Marilú Marini


“¿Cómo describir mi llanto ardiente, mi odio encandecido, la desesperación de haber perdido el paraíso? ¡Oh, para ello se necesitaría ser escritor, y yo no lo soy!”
Roberto Arlt, Escritor fracasado

¿Arlt escribía mal? ¿Qué es escribir mal? En palabras de Elías Castelnuovo, “decir que no sabía gramática, significa un elogio. No sabía siquiera poner una coma para separar un párrafo de otro”. Sin embargo, Arlt parece salir de la literatura por la misma puerta por la que entra, a través de una escritura al margen del esteticismo dominante de su época. En Escritor fracasado, relato que integra el libro El jorobadito (1933), Arlt recrea, a través de una mirada corrosiva sobre el campo intelectual, los vínculos entre la figura del escritor y los modos de circulación de la obra de arte. En su trasposición a la escena, Marilú Marini y Diego Velázquez vuelven a este relato para escuchar sus resonancias en nuestro presente y para falsificar el original arltiano. Como leemos en Nombre falso, de Ricardo Piglia: “Escritor fracasado es la historia de un tipo que no puede escribir nada original, que roba sin darse cuenta: así son todos los escritores en este país, así es la literatura acá. Todo falso, falsificaciones de falsificaciones”.


Compartir